Las ilustraciones originales reinterpretan los 22 arcanos de la baraja más antigua que se conserva (Visconti Sforza, s. XV). Cada carta se conecta con las palabras de artistas y filósofos como Patti Smith, Flaubert o Pina Bausch, ofreciendo guía, inspiración y consejo.